CARTA A LOS NAZARENOS DE JESÚS

1215

Querido nazareno de Jesús:

Tras tres años sin poder hacerlo por la pandemia y la lluvia, este Viernes Santo hemos podido rendir culto público a Nuestro Padre Jesús Nazareno y resto de insignias de la cofradía por las calles de Murcia. Han sido miles de personas las que acudieron a la cita anual.

Nuestro Padre Jesús, principio y fin de esta cofradía, sagrado y secular protector de la ciudad, ha sido el centro de todas las miradas y nos ha regalado otro maravilloso Viernes Santo. Al fin, un año más, así más de cuatrocientos años, esta solemne y penitencial procesión ha sido una realidad y se ha convertido en un medio eficaz para la evangelización. Ha sido testimonio de nuestra fe en Cristo y una ocasión providencial para retomar la normalidad y devolver la alegría y la ilusión de una nueva procesión a todos los que somos de Jesús que nos hemos reencontrado en la ciudad con los fieles devotos del Nazareno tras tres semanas de bendita lluvia que ha aliviado la sequía. Otro regalo del Señor tras la rogativa por la que le rogamos su intercesión.

Parece que nos llama a dar testimonio de Él en medio de tantas dificultades, de tantas adversidades y calamidades. Continuamos, como ayer, hoy y siempre, como cada día desde aquel lejano 1600, en pos del Nazareno. Con toda nuestra alma y todo nuestro corazón de buenos hijos, hemos rendido culto público a nuestro Amantísimo Nazareno y al resto de insignias con la mayor dignidad y decoro. Ha sido una procesión llena de unción y penitencia para mayor honra y gloria de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Doy gracias a Dios y a todos vosotros por permitir que esta llama siga siempre viva. Mi agradecimiento a quienes han caminado este Viernes Santo junto a Nuestro Padre Jesús que nos siguen enseñando lo que es «ser de Jesús», hijos fieles del Nazareno, custodios de nuestros valores y preciosas tradiciones que esta cofradía atesora desde hace siglos. Gracias de corazón a los cofrades penitentes, estantes y músicos y a los mayordomos de Jesús por vuestra entrega y servicio a la cofradía. Gracias por vuestra ejemplaridad. Recuerdo especial y mi gratitud para nuestros queridos paracaidistas.

Quiero hacer extensivo mi agradecimiento a las bandas y agrupaciones musicales que nos acompañaron en el cortejo. También a todas las personas que nos ayudaron en la preparación de la procesión: floristas, equipo de cruces, equipo de procesión, policía, servicios municipales y de protección civil, etc.

A todos vosotros, mi abrazo de hermano –sentido y emocionado– en este tiempo de Pascua que nos recuerda que Jesucristo ha vencido todo mal para mostrar a sus hijos el gran poder y el inmenso amor de Dios.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Emilio Llamas Sánchez
Mayordomo Presidente

📸 Joaquín Zamora